No temas perder tu cabello

Cuando las mujeres se embarazan sufren algunos cambios físicos y emocionales. Una de las cosas que perciben es que su cabello crece significativamente más rápido que antes y es notablemente más grueso y abundante.



Información por la doctora Claudia Aquino, dermatóloga y vocera para Vichy México.

Esto se debe a que durante 9 meses producen una cantidad superior de estrógenos, y estos a su vez hacen que la fase de crecimiento (anágena) se "estanque". Después del parto, las hormonas buscan regresar rápidamente a los niveles que mantenían antes del embarazo, por lo que la fase de crecimiento se desestanca. Es entonces cuando entra la fase telógena, la que puede provocar una pérdida de cabello importante, conocida como pérdida de cabello posparto. Sabemos que te preocupa tu cabello ¡pero calma! , aquí algunos datos y tips para combatir la pérdida del pelo en esta increíble etapa. Sí, el cabello tardará en crecer normalmente nuevamente después de 6-8 meses, pero... ¡buenas noticias! este fenómeno es completamente normal, temporal y reversible. Algunos factores comúnmente experimentados después del nacimiento de un bebé, como el estrés y la falta de sueño también pueden ser causas de pérdida de cabello, por lo que las técnicas de relajación o los ejercicios de respiración, cuando tenga tiempo, pueden ayudar. También se recomienda el ejercicio regular moderado. La pérdida de cabello en el postparto ocurre solo en aproximadamente el 20% de las mujeres y en ocasiones no en todos los embarazos de la misma mujer, aunque casi siempre en el primer parto. Hay que tener cuidado al momento de cepillarse el cabello y de preferencia, realizar peinados más suaves. Se recomienda evitar los tratamientos agresivos como colorantes o permanentes fuertes, rodillos calientes o planchas alisadoras. • Se recomienda utilizar aerosoles para el cuero cabelludo o máscaras especiales para el cabello que contengan aceites naturales, como el aceite de almendras, para fortalecer el cabello y promover su crecimiento, así como un shampoo anticaída que contenga vitaminas B añadidas también puede ayudar. Puedes utilizar el shampoo Dercos estimulante con Aminexil, la cual buscará cabello más fuerte y vigoroso. El cambio en la dieta también es un factor que puede afectar la pérdida de cabello, por lo que se recomienda no comenzar una dieta desequilibrada o adelgazante -muchas madres nuevas eligen seguir después del embarazo- ya que pueden conducir a deficiencias nutricionales y agravar la pérdida de cabello después del parto . Se sugiere considerar el consumo de proteínas, carbohidratos, lípidos y hierro. También existen vitaminas que puede ayudar a frenar este tipo de pérdida de cabello y promover su crecimiento. La American Pregnancy Association, por ejemplo, recomienda el consumo de complejo de vitamina B y vitamina B7, vitamina C y E, Zinc, Omega-3 y Omega-6; además de las vitaminas, los aceites de pescado o de linaza también pueden ser beneficiosos, ya que restauran los niveles óptimos de ácidos grasos y pueden promover un cabello saludable.