Piel grasa y el árbol del té

La piel grasa puede convertirse en un problema si no cuentas con la rutina adecuada, para control y sobre todo, para prevenir infecciones.


Por Oscar Valdemar


¿Piel grasa? ¡Bienvenido al club! Pareciera que hemos sido castigados con una piel cuya producción de grasa se convierte en un reto, no solo por el aspecto de la piel, sino por su salud.


Una piel grasa es siempre más susceptible a presentar infecciones y bacterias, esto causado por la misma acumulación de cebo. Pero no todo está perdido, la ventaja para quienes presentan este tipo de piel (con todas sus variantes), es que la piel permanece más tiempo con aspecto juvenil. Pero el brillo de tu cara, es algo que no deseas se convierta en tu luz para destacar.


PASO 1: IDENTIFICACION DE TIPO DE PIEL


“Es importante identificar cuál es nuestro tipo de piel para poder elegir nuestra rutina de forma correcta y potencializar los beneficios de cada producto, especialmente si estos cuentan con ingredientes orgánicos o naturales que son mucho más nobles con nuestro rostro y cuerpo”, expresó Beatriz Magrassi, dermocosmiatra.


PASO 2: ÁRBOL DEL TE, ALIADO PARA LAS PIELES GRASAS


El mundo del skin care es muy confuso y lo ideal es poder elegir una opción que ataque el problema sin tener efectos secundarios o reacciones adversas, ya que algunos productos para la piel suelen ser muy agresivos en su formulación, por lo que existen opciones naturales cuyos activos son grandes aliados al actuar de una manera más suave y efectiva. El aceite de árbol de té, es una de las mejores soluciones naturales para equilibrar el sebo facial, purificar y calmar la irritación en la piel gracias a sus potentes propiedades antimicrobianas.


Este aceite, se obtiene a través de un proceso de destilación tanto de hojas y ramas frescas obteniendo cada uno de los beneficios, por lo que no tiene ningún conservante químico haciendo que conserve todas sus características y elementos originales sin dañar sus componentes a diferencia de otros productos que contienen elementos que pueden incluso manchar tu piel tras un periodo de uso como el ácido acetilsalicílico.Es importante mencionar que el uso del aceite del árbol del té, también conocido como Tea Tree Oil, está recomendado para uso tópico, así que lo podrás encontrar en las etiquetas de productos como cremas hidratantes, jabones para la cara, mascarillas y exfoliantes como las de Ash Natural Concept y puedes utilizarlo a largo plazo sin algún efecto secundario.