top of page

El silencioso peligro de la hipertensión, toma en cuenta esto

En México más de 30 millones de personas padecen presión arterial alta¹ o hipertensión, pero a menudo no causa síntomas.

"Por eso a veces se le llama el asesino silencioso, porque la gente puede tenerla durante mucho tiempo,” explica John F. Keaney Jr. MD, director del Servicio Clínico de Cardiología de Mass General Brigham, además de especialista que trata a pacientes del Brigham and Women's Hospital. En este artículo, el Dr. Keaney. describe cómo alcanzar y mantener la presión arterial deseada.

¿Qué es la presión arterial?

La presión arterial mide la fuerza con que la sangre empuja las paredes de las arterias, que llevan la sangre del corazón al resto del cuerpo. Se mide con dos cifras:

  1. Sistólica: La presión cuando el corazón late o se contrae.

  2. Diastólica: La presión cuando el corazón descansa entre latidos.

Según la American Heart Association, la presión arterial normal es de 120/80 mmHg, es decir, 120 sistólica por 80 diastólica. La unidad utilizada para medir la presión arterial son los milímetros de mercurio (mmHg).

¿Qué es la hipertensión?

Hay hipertensión cuando la presión arterial es sistemáticamente superior a lo normal. Las directrices varían, pero la American Heart Association define la hipertensión cuando un paciente tiene una presión arterial sistólica de 130 mm Hg o superior, o diastólica de 80 mm Hg o superior.

"La hipertensión es increíblemente frecuente. Se vuelve más común a medida que se envejece, y es más común en personas con diabetesy obesidad,” dice el Dr. Keaney. Si no se trata, puede causar graves problemas de salud como el infarto de miocardio, accidente cerebrovascular y arritmias. "Se ha demostrado sin lugar a dudas que, si usted es capaz de bajar su presión arterial, esas cosas ya no serán un problema,” dice el Dr. Keaney.

¿Cómo afecta la hipertensión a su salud?

La hipertensión afecta a muchos sistemas orgánicos. Si la hipertensión no se trata, puede provocar graves problemas de salud como:

  • Accidente cerebrovascular

  • Infarto de miocardio

  • Insuficiencia cardíaca y otras cardiopatías

  • Enfermedad o insuficiencia renal

  • Arteriopatía periférica, que afecta a las piernas y los brazos

  • Pérdida de visión

  • Disfunción sexual

Pruebas de la hipertensión arterial

Si se le diagnostica hipertensión arterial, el médico puede solicitar otras pruebas para buscar la causa, entre ellas:

  • Monitorización ambulatoria (control regular de la presión arterial durante un periodo prolongado)

  • Análisis de sangre y orina

  • Ecocardiograma (uso de ondas sonoras para observar el corazón)

  • Electrocardiograma (también llamado ECG o EKG, mide la actividad eléctrica del corazón)

Cómo controlar la presión arterial

Es útil medirse la presión arterial en casa con regularidad, sobre todo si ya padece hipertensión. Las lecturas de la presión arterial pueden ser más altas en la consulta del médico, debido a los nervios o la ansiedad. "Si puede llevar las lecturas de la presión arterial a su médico en sus condiciones de vida normales, eso es muy valioso,” dice el Dr. Keaney. Los dispositivos de control de la presión arterial pueden encontrarse en farmacias o en Internet. En algunos casos, el médico puede pedirle que controle su presión arterial a distancia.

Cambios en el estilo de vida para controlar la presión arterial

"Una de las mejores formas de reducir la presión arterial es modificar el estilo de vida,” dice el Dr. Keaney. He aquí algunos cambios que puede introducir en sus hábitos cotidianos:

  • Hacer ejercicio con regularidad. Intente realizar 150 minutos (2 horas y 30 minutos) de actividad de intensidad moderada a la semana.

  • Mantener un peso saludable.

  • Reducir el consumo de sal. Intente consumir menos de 1,500 mg de sodio al día.

  • Dejar de fumar.

  • Limitar el alcohol.

  • Dormir lo suficiente (al menos 7 horas por noche).

  • Reducir el estrés.

Los cambios en el estilo de vida no tienen por qué ser extremos para marcar la diferencia. "No hace falta apuntarse a un gimnasio ni comprar ningún equipo especial. Si puede caminar a paso ligero 30 minutos al día, 5 veces a la semana, puede obtener todos los beneficios que necesita del ejercicio. No hace falta que empiece a correr maratones,” explica el Dr. Keaney.

Cuándo tomar la medicación para la presión arterial

Algunos pacientes pueden seguir necesitando medicación para controlar su presión arterial. "Si tiene hipertensión arterial con complicaciones, por ejemplo, si también tiene diabetes, es posible que tenga que tomar más de un medicamento,” dice el Dr. Keaney. Los medicamentos pueden reducir la presión arterial de varias formas:

  • Eliminando el exceso de agua y sodio del organismo

  • Relajando los vasos cardíacos

  • Reduciendo la fuerza de los latidos del corazón

  • Bloqueando la actividad nerviosa que puede restringir los vasos sanguíneos

Incluso con medicación, siempre se recomiendan cambios en el estilo de vida. "La modificación del estilo de vida facilita la consecución del objetivo, aunque tenga que recurrir a la medicación,” explica el Dr. Keaney. "Sacará más ventaja a sus medicamentos.”

Comments


bottom of page